Realiza una renovación sin dejar tu hogar

Consejos y estrategias con los que podrás manejar el día a día durante la remodelación de tu hogar de manera efectiva y minimizar el impacto en tu vida diaria.

Realizar una remodelación en el hogar puede ser una tarea desafiante, especialmente cuando se decide no abandonar la vivienda durante el proceso. Aunque puede parecer una opción complicada, muchas personas optan por quedarse en casa mientras se llevan a cabo las obras por diversas razones: evitar costos adicionales de alojamiento, supervisar de cerca el progreso del proyecto o simplemente por comodidad. Sin embargo, vivir en una casa en remodelación requiere una planificación cuidadosa y estrategias para minimizar el impacto en la vida diaria.

Exploremos las mejores prácticas y consejos para llevar a cabo una remodelación exitosa sin tener que dejar tu hogar.

Desde la planificación inicial hasta la gestión del día a día durante las obras, te proporcionaremos herramientas y recomendaciones para que la experiencia sea lo más fluida y llevadera posible. Ya sea que estés renovando una cocina, un baño o todo tu hogar, esta guía te ayudará a mantener la calma y a disfrutar del resultado final sin el estrés de tener que mudarte temporalmente.

Planificación y preparación

Antes de comenzar cualquier proyecto de remodelación, es esencial dedicar tiempo a la planificación y preparación. Esta fase te ayudará a anticipar posibles inconvenientes y a establecer un plan claro para manejar la remodelación sin tener que dejar tu hogar.

1. Definir el alcance del proyecto

Primero, determina exactamente qué áreas de tu hogar serán remodeladas y el alcance de las obras. ¿Se trata de una renovación completa o de mejoras específicas en ciertas habitaciones? Hacer una lista detallada de las tareas ayudará a mantenerte enfocado y organizado.

2. Establecer un presupuesto realista

Elabora un presupuesto detallado que incluya todos los costos asociados con la remodelación, desde materiales y mano de obra hasta posibles imprevistos. Mantén un margen adicional para emergencias o cambios de último momento. Un presupuesto claro evitará sorpresas desagradables y te permitirá manejar tus finanzas con mayor control.

3. Crear un cronograma de trabajo

Trabaja con tu contratista para desarrollar un cronograma realista. Esto te permitirá saber qué esperar en cada etapa del proyecto y planificar tu vida diaria en consecuencia. Considera los tiempos de entrega de materiales y cualquier otra posible demora.

4. Comunicación con el contratista

La comunicación clara y constante con tu contratista es crucial. Asegúrate de discutir todas tus expectativas y preocupaciones antes de que comiencen las obras. Revisa los planos y asegúrate de que todos los detalles estén claros. Establece canales de comunicación para mantenerte al tanto del progreso y resolver cualquier problema que surja.

5. Preparar el hogar

Antes de que comiencen las obras, es necesario preparar tu hogar para minimizar las interrupciones y garantizar la seguridad. Aquí hay algunas recomendaciones:

  • Despejar las áreas afectadas: Retira muebles, electrodomésticos y objetos personales de las zonas que serán remodeladas. Esto no solo protegerá tus pertenencias, sino que también facilitará el trabajo de los contratistas.
  • Crear zonas seguras: Designa áreas de tu hogar que permanecerán libres de obras y que servirán como refugio para ti y tu familia durante el proceso.
  • Proteger el resto de la casa: Usa lonas, plásticos y cintas para sellar las áreas de trabajo y evitar que el polvo y los escombros se propaguen a otras partes de tu hogar.

6. Organizar la vida diaria

Planifica cómo se verá tu vida cotidiana durante la remodelación. Esto puede incluir:

  • Crear un espacio temporal para cocinar: Si la cocina será remodelada, organiza un área temporal donde puedas preparar comidas sencillas.
  • Establecer un horario flexible: Ajusta tu rutina diaria para adaptarte a los horarios de trabajo de los contratistas.
  • Buscar alternativas temporales: Considera opciones como duchas en casa de familiares o amigos si el baño estará fuera de servicio.

7. Informar a los vecinos

Es una buena práctica informar a tus vecinos sobre la remodelación. Esto les preparará para cualquier ruido o inconveniente y mostrará tu consideración hacia ellos.

Proceso constructivo y recomendaciones de expertos

Estas etapas del proyecto se centran en reparar y fortalecer aspectos fundamentales como la estructura y el exterior de la casa, asegurar que todo esté en condiciones óptimas y con las renovaciones más estéticas y detalladas.

Proyectos preliminares

  • Cimentación y estructura: Repara y asegura la estructura y cimentación.
  • Techo: Repara o reemplaza el techo.
  • Revestimiento exterior: Repara o reemplaza el revestimiento si está dañado.
  • Ventanas: Arregla o reemplaza ventanas dañadas para evitar filtraciones de agua.

Demolición

  • Preparación: Alquila un contenedor grande para desechos.
  • Demolición segura: Desmantela cuidadosamente las áreas a renovar, teniendo cuidado con pinturas a base de plomo y asbesto.

Carpintería y/o albañilería estructural

  • Modificación de estructuras: Incluye mover o construir paredes, agregar vigas, instalar o remover puertas, y preparar aperturas para ventanas.

Instalaciones de HVAC, eléctricas y plomería

  • Instalaciones esenciales: Instala ductos de HVAC, sistemas eléctricos y de plomería cuando las paredes y techos estén abiertos.
  • Códigos y regulaciones: Asegúrate de cumplir con los requisitos locales y contratar profesionales licenciados.

Instalación de ventanas

  • Nuevas ventanas: Contrata profesionales para la instalación de ventanas nuevas o de reemplazo.

Aislamiento y paneles de yeso

  • Aislamiento: Instala el aislamiento adecuado en paredes.
  • Paneles de yeso: Cuelga, encinta, y lija los paneles de yeso hasta obtener una superficie lisa.

Carpintería fina

  • Detalles interiores: Instala zócalos, molduras, y otros elementos incorporados como estanterías.

Pintura y acabados

  • Pintura y papel tapiz: Pinta las paredes, instala papel tapiz, y realiza otros acabados detallados.

Instalación de pisos

  • Tipos de suelo: Elige entre laminado, madera sólida, madera de ingeniería, alfombra, vinilo, baldosas o mármol según las áreas.
  • Momento de instalación: Instala los suelos al final del proceso de renovación para evitar daños.

Trabajo exterior

  • Acabados exteriores: Instala canaletas, revestimiento exterior y realiza otras renovaciones exteriores como terraza, garajes o piscinas.

Manejo del día a día durante la remodelación

Una vez que has completado la planificación y preparación inicial, es importante estar preparado para manejar el día a día durante el proceso de remodelación. Aquí te proporcionamos estrategias y consejos para hacer que esta experiencia sea lo más llevadera posible mientras permaneces en tu hogar:

1. Establecer expectativas claras

Mantén una comunicación abierta y constante con los contratistas y trabajadores. Asegúrate de entender el cronograma de trabajo y cualquier ajuste que surja durante el proceso. Esto te permitirá anticipar el progreso y prepararte para posibles cambios en la programación.

2. Mantener un espacio de refugio

Designa un área en tu hogar que permanecerá libre de obras. Este espacio debe ser tu refugio donde puedas relajarte y disfrutar de momentos de tranquilidad durante el día. Mantén este espacio organizado y cómodo para minimizar el impacto del caos de la remodelación.

3. Seguridad y limpieza

Asegúrate de que los contratistas mantengan un entorno seguro y limpio. Haz un seguimiento de la limpieza diaria para evitar acumulaciones de polvo y escombros. Esto no solo mejorará tu comodidad diaria, sino que también garantizará la seguridad de tu hogar y la de tu familia.

4. Adaptarse a los cambios

Es probable que surjan imprevistos durante el proceso de remodelación. Mantén una actitud flexible y adapta tu rutina según sea necesario. Ten en cuenta que algunos trabajos pueden requerir ajustes en tus actividades diarias, como la planificación de comidas o la organización de horarios de sueño.

5. Manejar el ruido y las interrupciones

La remodelación puede implicar ruidos significativos y posibles interrupciones en tu rutina diaria. Considera el uso de tapones para los oídos o auriculares con cancelación de ruido para minimizar la molestia del ruido constante. Además, comunica a los miembros de tu familia y vecinos sobre los horarios de trabajo para evitar sorpresas y mostrar consideración.

6. Monitoreo del progreso

Mantén un registro del progreso diario de la remodelación. Esto te ayudará a asegurarte de que el trabajo avanza según lo planificado y te permitirá abordar cualquier problema o preocupación de manera oportuna. Si observas áreas de preocupación, comunícalo de inmediato a los contratistas para resolverlo.

7. Cuidar de las necesidades personales

No descuides tus necesidades personales durante la remodelación. Asegúrate de tomar descansos adecuados, mantener una dieta equilibrada y dormir lo suficiente para mantener tu bienestar físico y mental. La remodelación puede ser estresante, por lo que cuidar de ti mismo es fundamental para sobrellevarlo de la mejor manera posible.

Remodelación

Renueva tu baño de forma fácil y económica con mamparas de baño

Renueva tu baño de forma fácil y económica con mamparas de baño

Decora tus paredes con cuadros y fotos de forma efectiva

Transforma tu baño en un espacio de bienestar y belleza